Loading...

El Tango en Vivo

Todas las noches durante la cena y pareja de baile los fines de semana.

Así se baila el tango..

"Bandoneon arrabalero, viejo fuelle desinflado...".

Nuestra Historia del Tango

Los comienzos del tango, como de toda cultura popular, son difíciles de precisar. Las influencias, esos afluentes que suelen perderse en la noche de los tiempos, suelen ser esquivos al conocimiento y a las intenciones del investigador.

El tango reconoce varias vertientes, entre ellas el tango andaluz, la milonga, el candombe y ciertos aires folklóricos europeos. Tiene de todos un poco, como todas las músicas y estilos creadas por el hombre. Tiene, como pocas, un aire sensible y altanero, un aire identificatorio de un lugar, un sabor particular que las distingue precisamente de otras músicas.

El tango nace confuso, libidinoso. arrastra tras de sí historias de diversos pueblos, de diversas culturas. Pero el sabor inequívoco, el aire cadencioso se lo dará el Río de La Plata, y los intérpretes y compositores, que acariciarán despreocupadamente los suaves acordes del 2X4.

Las figuras del tango son simples y eternas: el compadrito, la percanta, el barrio, pero sobre todo, el dolor. Un dolor que encuentra su grito apropiado, el tono desgarrador buscado en el bandoneón. Aunque nacido en tierras lejanas, el bandoneón capta rápidamente el sentido de Buenos Aires: nadie como él para transmitir todas las sensaciones de los piringundines, de los teatros, de los cabarets y de los barrios de inmigrantes que se van transformando. Los inmigrantes serán también quienes darán al tango esa uniformidad cosmopolita, ese aire universal que se regodea en cada nota. El tango terminará por identificar claramente a toda una ciudad y a su gente.

El tango sigue creciendo, sigue modificándose a cada paso que da. Cuando Gardel, realiza su primera gira por Europa, el tango ya tiene el paradigma del cantor, la persona que hizo de sí misma el arquetipo del tanguero. Como Gardel, muchas orquestas se pasean por Europa, y el recibimiento asombroso que les dan, hace pensar que el tango ha llegado a la cúspide. Pero no, sería injusto decir que la época de los pioneros, por buena y extraordinaria que haya sido, es la época dorada del tango. El tango continuará presentando sus novedades y sus compositores, sus nuevos intérpretes y sus nuevas formas

Carlos Gardel

El Maestro... el Mito

Charles Romuald Gardes -verdadero nombre de Carlos Gardel-, nace el día jueves 11 de diciembre de 1890, en Toulouse, ciudad sureña de Francia. Hijo de padre desconocido, del que lo único que se sabe es que era también de nacionalidad francesa y viajante de comercio. Su nombre era Paul Lassere, quién no pudo reconocer a su hijo con Bertha Gardes, por ser un hombre casado. Su madre al dar a luz sufre las costumbres inflexibles de la época, y los reproches de su propia familia. Estos dos motivos pudieron influir en la decisión de emigrar a tierras de América, buscando nuevos horizontes.

Así el 11 de marzo de 1893 a bordo de la nave “Dom Pedro” llega a Buenos Aires, quedando registrado en la Dirección Nacional de Migraciones.


Consiguen alojamiento en una casa de la calle Uruguay número 162 y al poco tiempo Bertha consigue trabajo en un taller de planchado. Durante sus ausencias deja a su hijo con una señora amiga.

Tras cursar el primer grado escolar el francesito muestra ser un chico despierto y estudioso. En 1.902 ingresa en la casa de Artes y Oficios donde participa en los coros infantiles que ésta posee. Al finalizar los estudios primarios en el Colegio San Estanislao, Carlitos ya ayudaba a su madre -quién fue su verdadera debilidad-, a mantener el humilde hogar trabajando como cadete de cartonería, aprendiz de relojero, tipógrafo en una imprenta, telonero en teatros…etc.

Se lo ve frecuentemente por el mercado de Abasto…, más concretamente en el Café O’Rondeman donde interpreta sus primeros temas. Cada noche se dan cita gentes que se deleitan con “El Morocho”. Su figura traspasa los límites del Abasto, y se hace familiar en otros barrios de la ciudad. No hay reunión donde no se requiera su presencia. Así comienza a forjarse un mito...

En 1.913, para el sello Columbia, realiza sus primeras grabaciones. A partir de aquí comienza a realizar galas en teatros de Buenos Aires. Su fama traspasa fronteras y en 1.915 debuta en Montevideo, para más tarde realizar una gira por Brasil, Chile…etc. En noviembre de 1.923 viaja a España en el trasatlántico “Antonio Delfino”. En 1.924 realiza las primeras actuaciones en radio en la emisora LOW RADIO GRAND SPLENDID. En 1.925 Gardel triunfa en Madrid y Barcelona, más tarde París y Norteamérica donde rueda sus primeras películas en los sets de la Paramount: Espérame, La Casa es Seria, Melodía de Arrabal...

Tomo y Obligo fue la última interpretación de su vida, tras su visita a Bogotá esperaba una tournée por Colombia, la próxima meta es la ciudad de Cali donde estaba programado el actuar por la noche. El trimotor Ford F-31 de la Sociedad Aérea Colombiana hace escala en Medellín para abastecer de combustible al aparato. A las 15:10 horas del 24 de junio de 1.935 al intentar el F-31, capitaneado por el colombiano Ernesto Samper Mendoza, iniciar la operación de despegue, choca fatalmente con otro trimotor, causando la muerte de quién a partir de entonces pasó a ser un mito...